Saltar al contenido

Tenía algo enorme en la espalda, los doctores se sorprendieron…

En lo que respecta a los lipomas de la espalda suelen ser preferentemente del tipo subcutáneo. Normalmente son tumoraciones benignas que aumentan de tamaño progresivamente.

Al igual que la mayoría de tipos de lipomas, los presentes en la espalda no suelen mostrar síntomas específicos salvo episodios intermitentes de dolor e inflamación, producidos en la mayoría de las ocasiones, por microtraumatismo repetitivos en la zona donde se asientan.

Por otro lado, es posible, en determinados momentos, que los lipomas puedan infectarse presentandose entonces un aumento de su tamaño y enrojecimiento de la piel circundante.

En estas ocasiones es posible que haga falta la administración de antibióticos para el control de la infección.Los lipomas suelen ser más evidentes en edades comprendidas entre los 40 y los 60 años.

Los lipomas en la espalda crecen lentamente hasta alcanzar entre 2 cm y 10 cm de diámetro y luego permanecen estables. Aunque en ocasiones pueden producir molestias locales, suelen ser asintomáticos.

En el siguiente vídeo se puede apreciar el gran bulto que tiene este señor en su espalda durante muchos meses, cuando llegó a los doctores estos quedaron boquiabiertos.